Para mí la música es algo fundamental en mi vida. Es raro que no lleve auriculares puestos por la calle, que no esté cantando mientras paseo, o que no acabe frases de la gente a la que quiero con una canción. Puede ser algo obsesivo y la verdad es que es una fijación que no quiero perder porque la música tiene mucho de terapia.

Mi querida amiga periodista Amàlia Garrigós me invitó a ponerle banda sonora a mi libro “Confesiones de una no iluminada” para el programa Territori Sonor de la cadena valenciana À Punt. Grabé una pequeña locución con mi voz. Su equipo, entre ellos Manel Samper,  quien hizo un montaje sonoro super chulo. La verdad es que he quedado encantada.

La pieza está en valenciano, seguro que no es inconveniente.

Por si las moscas, aquí te dejo la traducción:

Hola! Soy Alba Veryser y acabo de publicar mi primer libro Confesiones de una no iluminada,

Un libro para explorar el propósito vital y profesional a conciencia.

Mi querida Amàlia me ha invitado a haceros un paisaje sonoro del texto porque aquí sin banda sonora no podemos estar y yo que me alegro. 

Por eso quiero que imagines por un segundo como seria aceptar que hay días malos y buenos, que a veces reír duele y que llorar hace bien, que todo entra en el mismo espacio, el de estar vivas, por eso la primera canción de mi texto sería

Plora i Riu, d’Oques Grasses.

Y aunque aparezcan las sombras y no sepas si cuando es fuego y la piel arde, volverás a casa, por si acaso el corazón se desacompas,

si dudas de que un día recordarás tu nombre

por si acaso se te olvida que estás hecha de agua y de ecos que van y vienen,

aquí un tema para bailar, la mejor de las terapias

Todo Vuelve, de Che Sudaka. 

Y ahora me gustaría que sonara mi artista japonés preferido, Yiruma, Rivers flows in you

para deciros que el río corre dentro de nosotras, y claro, se quedaría de fondo, ambientando lo que te voy a decir ahora:

Estamos hechas de historias, de narrativas, de puntos seguidos y de puntos y aparte. 🎐Cuando nos la contamos puede que nos reprochemos que no es la mejor de las historias, que quisiéramos una narrativa impecable, sin contradicciones, sin paradojas y perfectamente entendible. Pero muy a menudo, nos topamos con circunloquios, con cambios de sentido repentinos, con incongruencias y faltas de encuadre.

Intentamos encajarnos una historia que nos satisfaga, que tenga sentido, que sea vendible para nuestro inconsciente y aún así no conseguimos hacerla cuadrar, porque simplemente, no nos cuadra.

Este año puede que nuestras historias no hayan cuadrado pero son tan nuestras que aún así siguen formando parte de nuestra piel. 🌸

Y es que, aunque tu historia no te cuadre, sigue siendo tu historia, honestamente sin cuadratura. Perfectamente auténtica.

Como diría Manu Chao, próxima estación, esperanza, final del trayecto, amigas y amigos.

 

 

Te mando un abrazo enorme,